Publicidad

Más de la mitad de las mujeres embarazadas son fumadoras pasivas

La mayor fuente de exposición al humo del tabaco es la casa

Un estudio realizado por investigadores de 13 centros de investigación de Asturias, Gipuzkoa, Sabadell y Valencia revela que más de la mitad de las mujeres embarazadas no fumadoras, el 55%, son fumadoras pasivas.
El hecho de que algún miembro de la familia, especialmente la pareja, fume en casa hace que estas mujeres estén más expuestas al humo del tabaco. Los resultados del estudio han sido publicados en la revista Science of the Total Environment.
“Está demostrado que el hecho de que una mujer embarazada se exponga al humo del tabaco perjudica al feto», explica Juanjo Aurrekoetxea, investigador del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).