Publicidad

Copa menstrual: ¿qué son y cómo se usan?

La información contenida en Ladytotal está destinado exclusivamente a propósitos educativos generales y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de tu condición médica.
Comparte el artículo:

copa menstrual

La copa menstrual es un dispositivo que recoge el flujo menstrual durante la menstruación. Es reutilizable, e incluso pueden durar años con el cuidado correcto.   Los médicos,  la consideraban muy segura, inocua y capaz de reducir la incidencia de infecciones genitales comúnmente asociadas al uso de absorbentes sanitarios: ya que no están relacionadas con el SST (síndrome de shock tóxico), como es el caso de los tampones.

¿Cómo se usan? Una copa menstrual se inserta doblada en la vagina y después recupera su forma natural, sellando y reteniendo el líquido. No es incómoda de extraer durante los últimos días de la menstruación ni deja restos de fibras. Las copas no requieren vaciarse tan frecuentemente que se cambian los tampones o las toallas higiénicas.

Su capacidad es de 30 ml, que constituye la tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer en cada menstruación en promedio, por lo que pueden permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciarse. Se la puede tener puesta durante toda la noche. Pudiéndose utilizar durante toda la menstruación, independientemente de lo copiosa que sea.

Publicidad

La copa menstrual permite hacer cualquier tipo de ejercicio, como nadar, montar caballos, alzar pesas, correr y bailar. Al final del ciclo, además del lavado habitual con agua y jabón, se debe esterilizarla hirviéndola, antes de guardarla hasta el siguiente mes. Vienen de distintas tallas para adecuarse a cada mujer.

colocacion copa menstrual
Colocación correcta de la copa menstrual.

La copa menstrual no es un invento reciente, hay registros de copas menstruales rudimentarias desde el siglo XIX. A partir de la década de treinta del siglo XX comenzaron a ser utilizadas con mayor frecuencia, las primeras copas fabricadas de caucho. En los últimos años, las copas menstruales se han fabricado con silicona médica.  Poco a poco, se ha vuelto más popular, gracias a los mejores diseños, su resistencia y a la mayor conciencia ecológica por su carácter reutilizable, lo que permite un gran ahorro económico sobre todo en países en vías de desarrollo.

Ventajas de la copa menstrual: Si bien cuestan mas que una toallita o un tampón al ser reutilizables, resultan mas económicas. Evita infecciones, la silicona es inerte, y no es adecuada para que los gérmenes se acumulen en ella. No se han relatado casos de síndrome del shock tóxico, como en el caso de los tampones. Son más ecológicas generando menos desechos que contaminan el ambiente.

Desventajas de la copa menstrual: Como los tampones, puede ser un poco complicada de usar al principio. La usuaria debe aprender algo nuevo y conocer en más detalle su propia anatomía. Se puede mover si está mal colocada. Sin embargo, si la colocación es adecuada es difícil que se mueva, de hecho puede crear una succión que impida sacarla si no se sabe hacer. Puede haber pérdidas de flujo hasta que se encuentra la talla adecuada.

Comparte el artículo:
Publicidad

Deja un comentario