¿Fantaseando con un trío? Esto es lo que debes saber.

trío

Las fantasías son ideas o imaginaciones que ponen en juego nuestra creatividad sexual.

Durante mucho tiempo han sido consideradas un tabú, pero la revolución sexual de las últimas décadas ha logrado que las fantasías sexuales pasen a ser una parte fundamental de una vida sexual sana y completa.La gran mayoría de las mujeres tienen secretamente algunas fantasías que funcionan como motor de su sexualidad. Muchas mujeres intentan explorar nuevas experiencias sexuales y el llamado “trío” ya sea “hombre- mujer- hombre”, o” mujer-hombre-mujer, suele ser una de las fantasías más pensadas.

Leer más…¿Fantaseando con un trío? Esto es lo que debes saber.

Sexo anal: casi dos tercios de las mujeres lo han probado

sexo anal

Según un estudio realizado en Croacia, casi dos tercios de las mujeres entre 18 y 30 han probado el sexo anal, mientras que el 62 por ciento de ellas continuaron con la práctica después de la primera – a menudo dolorosa – experiencia.

El jefe del Departamento de Sexología de la Facultad de Filosofía de Zagreb Aleksandar Stulhofer y el psicólogo Dea Ajdukovic llevaron a cabo la investigación a través de Internet en una muestra de 2.002 mujeres. Su objetivo era conseguir una mejor comprensión de si el dolor durante el sexo anal entre las mujeres heterosexuales es un trastorno sexual nuevo o si puede atribuirse a la inexperiencia.

Leer más…Sexo anal: casi dos tercios de las mujeres lo han probado

Estimulación del clítoris para placer femenino

El clítoris, ese puntito rosa que hace gozar a la mayoría de mujeres y homólogo del pene masculino, al que muchos hombres no saben cómo llegar de la manera adecuada.

En primer lugar, el contacto con el pene no es la única manera de estimularlo, es la manera más indirecta de lograrlo. Por el contrario, es más directa, y variada, la estimulación lingual (con la lengua) o digital (con los dedos, la mano, etc). Es más, muchas mujeres logran mejores resultados con esta última que con la primera.

Cómo ser más atrevida en la cama

Todas tenemos nuestros complejos, a la hora de enfrentarnos a la intimidad: los pechos pequeños o los senos más grandes, la celulitis en las caderas o los muslos, las nalgas planas, el vientre y así sucesivamente. Entonces, ¿cómo puedes estar tranquila y ser más atrevida cuando se tienen tantas cosas en que pensar?

En primer lugar, tienes que hacer todo lo posible para sentirte mejor en tu propio cuerpo: visita un salón de belleza, cómprate una lencería sexy y crea un ambiente agradable y relajante en el dormitorio. Usa tus zapatos de tacón, tu mejor sostén y un poco de ropa muy sexy, de hecho la menor ropa posible. Guarda tu pijama en el armario y elije lencería que te haga sentir caliente y atrevida.