Publicidad

Alto a las arrugas con el Botox

Los efectos del Botox duran de cuatro a seis meses.

El Botox se viene utilizando desde hace años para tratar con éxito las arrugas y pliegues faciales. Botox es el nombre comercial de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum.  El Botox bloquea las señales de los nervios a los músculos. El músculo inyectado no puede contraerse. Eso hace que las arrugas se relajen y suavicen.

El Botox es más usado para tatar las líneas de la frente, patas de gallo (líneas alrededor de los ojos), y líneas de expresión. Las arrugas provocadas por el daño solar no responderán al Botox.