Sexo anal: casi dos tercios de las mujeres lo han probado

La información contenida en Ladytotal está destinado exclusivamente a propósitos educativos generales y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de tu condición médica.
Comparte el artículo:

Según un estudio realizado en Croacia, casi dos tercios de las mujeres entre 18 y 30 han probado el sexo anal, mientras que el 62 por ciento de ellas continuaron con la práctica después de la primera – a menudo dolorosa – experiencia.

El jefe del Departamento de Sexología de la Facultad de Filosofía de Zagreb Aleksandar Stulhofer y el psicólogo Dea Ajdukovic llevaron a cabo la investigación a través de Internet en una muestra de 2.002 mujeres. Su objetivo era conseguir una mejor comprensión de si el dolor durante el sexo anal entre las mujeres heterosexuales es un trastorno sexual nuevo o si puede atribuirse a la inexperiencia.
“Teniendo en cuenta que la investigación se centra en el erotismo anal, supongo que participaron un número superior al promedio de las mujeres que han tenido experiencias con relaciones anales. Sin embargo, la popularidad de sexo anal entre parejas heterosexuales en el último tiempo está creciendo en todo el mundo, lo cual puede ser atribuido a la amplia disponibilidad de la pornografía “, dice Stulhofer. Es decir, que las películas porno muestran al sexo anal como parte del repertorio sexual estándar.

La investigación muestra, sin embargo, que las parejas rara vez están bien informadas, y esto puede contribuir al dolor durante el coito anal. Por ejemplo, el 52 por ciento de las encuestados dijo que no hizo uso de lubricante durante su primera experiencia.

La mitad de las mujeres tuvieron que parar el sexo anal debido a dolor severo, y el 20 por ciento continuó a pesar de ello. El 62 por ciento siguió practicándolo después de la primera vez.
Entre las mujeres que tuvieron sexo anal al menos dos veces por año, sólo el 3,6 por ciento dijo que la experiencia no fue dolorosa, y para un tercio de ellas el dolor era igual al de la primera vez.. A pesar de ello, el 65 por ciento dice que lo disfruta.

“Hay hipótesis que explican por qué un número de mujeres continúa con la práctica de sexo anal a pesar del dolor. Algunos lo hacen con el fin de cumplir con las expectativas de sus parejas. Una parte de ellas quiere confirmar la imagen de una mujer moderna, exitosa, atractiva que no admite ningún tabú y no dice “no” a cualquier cosa, incluso si tiene que sufrir. Y existe la posibilidad de que algunas mujeres erotizan el dolor y el dolor aumenta su placer “, dice Stulhofer.

Fuente Croatian Times

Comparte el artículo:

Deja un comentario