La influencia del alcohol en la sexalidad femenina

La información contenida en Ladytotal está destinado exclusivamente a propósitos educativos generales y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de tu condición médica.
Comparte el artículo:

La relación entre el alcohol y la función sexual femenina es compleja y no se conoce completamente.
Battaglia y colaboradores, evaluaron los efectos genitales vasculares  del uso leve a moderado de alcohol en mujeres jóvenes sanas eumenorreicas (en la fase folicular temprana y de forma independiente de la estimulación sexual).

 

Los investigadores estudiaron ochenta y cuatro mujeres, en la fase folicular del ciclo menstrual (días 3-5), las interrogaron con el cuestionario estandarizado para el estudio de la sexualidad femenina,  McCoy Female Sexuality (MFSQ), y un interrogatorio para el estudio de la depresión,Beck Depression Inventory (BDI), además las participantes del estudio se sometieron a mediciones ecográficas del grosor de la íntima-media carotidea (IMT), y  a la evaluación Doppler color de las arterias carótideas, clítorideas, y de los labios menores. Además se controlaron también parámetros hormonales (estradiol, androstenediona y la testosterona) y bioquímicos (lípidos, glucosa y la insulina).

Las participantes fueron divididas en:  un grupo de no bebedoras (grupo I), un grupo de bebedoras leves de 1 a 10 bebidas / mes (grupo II), y finalmente un grupo de bebedoras  moderadas de 11 a 20 bebidas / mes (grupo III). La mayoría de los parámetros estudiados no varió entre los diferentes grupos. La media del BDI fue normal en las mujeres estudiadas. Sin embargo, los valores más bajos se observaron en el grupo de bebedores moderados. El MFSQ no mostró ninguna diferencia entre todas las mujeres estudiadas. Sin embargo, el número de coitos / semana y la incidencia de orgasmos vaginales fueron significativamente mayores en el grupo III (bebedoras moderados). La relación entre los hábitos de consumo y los diferentes parámetros mostraron una relación inversa con el BDI. Además, el BDI se correlacionó inversamente con la frecuencia del orgasmo y con la intensidad del orgasmo.

Los autores concluyen que el consumo leve a moderado de alcohol de manera prolongada no tiene efectos sobre los vasos genitales y la lubricación vaginal. Sin embargo, un consumo moderado de alcohol, a través de los efectos de desinhibición psicológica y social, puede favorecer las actividades sexuales.

 

Bibliografía: Battaglia C, Battaglia B, Mancini F, Nappi RE, Paradisi R, and Venturoli S. Moderate alcohol intake, genital vascularization, and sexuality in young, healthy, eumenorrheic women. A pilot study. J Sex Med 2011;8:2334–2343.

Comparte el artículo:

Deja un comentario