Publicidad

Alto a las arrugas con el Botox

La información contenida en Ladytotal está destinado exclusivamente a propósitos educativos generales y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de tu condición médica.
Comparte el artículo:

El Botox se viene utilizando desde hace años para tratar con éxito las arrugas y pliegues faciales. Botox es el nombre comercial de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum.  El Botox bloquea las señales de los nervios a los músculos. El músculo inyectado no puede contraerse. Eso hace que las arrugas se relajen y suavicen.

El Botox es más usado para tatar las líneas de la frente, patas de gallo (líneas alrededor de los ojos), y líneas de expresión. Las arrugas provocadas por el daño solar no responderán al Botox.

Publicidad

La aplicación de Botox toma sólo unos pocos minutos y no requiere anestesia. El Botox se inyecta con una aguja fina en los músculos específicos y psólo puedes sentir molestias de menor importancia.  Por lo general, tarda de tres a siete días para tener pleno efecto, y lo mejor es evitar el alcohol, por lo menos, una semana antes del procedimiento. También debe dejar de tomar aspirina y medicamentos anti-inflamatorios  dos semanas antes del tratamiento para reducir los moretones.
Los efectos del Botox duran de cuatro a seis meses. Como la acción muscular vuelve gradualmente, las líneas de expresión y  arrugas comienzan a aparecer y deberan ser tratadas nuevamente. Las líneas y las arrugas aparecen a menudo, menos severas con el tiempo, debido a que los músculos están siendo entrenados para relajarse.
El efecto secundario más común de la aplicación de Bótox, es la contusión temporal.  Pueden darse en raros casos, dolores de cabeza, que ceden en 24 a 48 horas. Un pequeño porcentaje de pacientes pueden desarrollar párpado caído. Esto, por lo general, cede en tres semanas. La caída suele suceder cuando el Botox se mueve alrededor del área inyectada, por lo que no se debe frotar la zona tratada durante 12 horas después de la inyección, o acostarse durante tres o cuatro horas.
Las personas que están embarazadas, amamantando, o que tengan enfermedades neurológicas no debe usar Botox. Dado que el Botox no funciona para todas las arrugas, debes consultar con un médico antes de considerar aplicártelo.

Comparte el artículo:
Publicidad

Deja un comentario