Publicidad

Qué es la infección por clamidias?

La información contenida en Ladytotal está destinado exclusivamente a propósitos educativos generales y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de tu condición médica.
Comparte el artículo:

Es una infección  de transmisión sexual causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Se transmite a través de sexo vaginal, anal u oral con una persona infectada.
También se transmite de madre infectada al hijo durante el parto vaginal, dando al recién nacido una infección ocular o pulmonar
La infección aumenta el riesgo de contraer el VIH
Síntomas
Se la conoce como la «enfermedad silenciosa» alrededor del 75% de las infecciones en las mujeres y el 50% en los hombres no tienen síntomas
Sin embargo, en las mujeres puede presentarse: Dolor y la sensación de ardor al orinar, Secreción vaginal anormal, Fiebre, Náuseas, Dolor durante el coito, Sangrado vaginal inexplicable, dolor de espalda, Dolor en el abdomen bajo.
En los hombres puede producir: Molestias durante la micción, secreción del pene Inexplicable (de color blanco cremoso o amarillento) que puede manchar la ropa interior, Costras en el pene, Picor y sensación de quemazón en el pene, sensibilidad del ano, Inflamación en el escroto, Testículos dolorosos, Sangre en el semen.

Tratamiento
Si no se trata, la infección puede propagarse al útero o a las trompas de Falopio y causar enfermedad inflamatoria pélvica o PID que puede causar daño permanente a las trompas de Falopio, el útero y los tejidos circundantes. El daño que puede causar dolor pélvico crónico, infertilidad y embarazos ectópicos potencialmente mortales.
Se puede tratar y el tratamiento consiste en comprimidos de antibióticos, que si se toman correctamente, puede tener más  de un 95 por ciento de efectividad
Para ayudar a prevenir las graves consecuencias de la infección por clamidia, se recomienda que las mujeres sexualmente activas de 25 años de edad o menos se realicen una prueba de detección de la clamidia al menos una vez al año. También se recomienda que las mujeres mayores de 25 años con factores de riesgo de contraer clamidia (por ejemplo, si tienen una nueva pareja sexual o múltiples parejas sexuales) se realicen la prueba de detección anualmente. Todas las mujeres embarazadas deben hacerse una prueba de detección de la clamidia.
Las complicaciones entre los hombres son poco comunes. En ocasiones, la infección se propaga al epidídimo (el conducto que transporta el semen desde los testículos) y causa dolor, fiebre y, rara vez, esterilidad.
En muy pocos casos, la infección clamidial genital puede causar artritis que puede estar acompañada de lesiones en la piel e inflamación de los ojos y de la uretra (síndrome de Reiter).
Usted puede infectarse con clamidia de nuevo si su pareja no sigue el tratamiento correctamente. Por lo que el tratamiento debe ser simultáneo y no se debe tener relaciones mientras dure el mismo
Es importante que el paciente vuelva para un chequeo una vez que el tratamiento ha sido completado para asegurarse de que no tienen infecciones recurrentes
Prevención
La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual tener una relación estable y mutuamente monógama con una pareja que se sabe que no tiene ninguna infección.
Cuanto mayor sea el número de parejas sexuales, mayor será el riesgo de infección. Los condones de látex para los hombres, cuando se usan de manera habitual y correcta, pueden reducir el riesgo de transmisión.
Se recomienda que todas las mujeres sexualmente activas de 25 años de edad o menos y las mujeres de más edad con factores de riesgo de infecciones clamidiales (quienes tienen una nueva pareja sexual o múltiples parejas sexuales), así como todas las mujeres embarazadas se hagan anualmente pruebas para detectar esta enfermedad. El médico debería siempre hacer una evaluación de riesgos de enfermedades sexuales, la cual podría indicar la necesidad de realizar pruebas de detección con mayor frecuencia en ciertas mujeres.

Comparte el artículo:
Publicidad

Deja un comentario