Juguetes sexuales contra la incontinencia y prolapso: las bolas chinas

  • Publicado en Sexualidad
  • vistas: 1546
La información contenida en Ladytotal.com, tiene exclusivos propósitos educativos y no pretende ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional. Sólo tu médico puede proporcionar diagnostico y terapias específicas.

Las bolas chinas pueden ser útiles contra el prolapso y la incontinenciaUna gran cantidad de mujeres padece de incontinencia urinaria, prolapso vaginal, o de disfunciones sexuales, porque que han perdido la fortaleza del suelo pélvico, en muchos casos después de un embarazo. Es allí donde necesitan ejercitar los músculos de su vagina, y del piso pélvico. Para ejercitar esos músculos muchas veces se recomiendan los ejercicios Kegel y a su vez se pueden complementar con el uso de las bolas chinas.

¿Qué son?
Se trata de dos bolas que están unidas por una cuerda, la cual, sirve para retirarlas de la vagina. Usualmente las bolas contienen otras bolas más pequeñas en su interior, que se mueven con el andar o los movimientos, generando una vibración muy estimulante. Son uno de los juguetes sexuales más discretos, que resulta además, un verdadero objeto para mejorar tu salud.

 

Como tienen peso y tu vagina nota un cuerpo extraño dentro, la tendencia de los músculos es a contraerse para que no se caigan, de esta manera estarás fortaleciendo toda la zona vaginal y la musculatura del piso pélvico.

¿Cómo se usan?
Se usan de la misma manera que un tampón. Puedes usar lubricante de base acuosa para facilitar su colocación. Las mismas, una vez que se han introducido en la vagina, hacen que los músculos de la zona pélvica comiencen a contraerse, sobre todo si la mujer se encuentra en movimiento, al caminar, subir las escaleras, etc. la vibración de éste juguete sexual, hace trabajar todos los músculos vaginales, y mientras brinda placer, al mismo tiempo los fortalece y los tonifica.
Hay muchos tipos de bolas chinas, vaginales y anales, con estrías o lisas, blandas o duras,  de siliconas u otros materiales, de distintos pesos, e incluso con vibrador o sin el. Lo mejor es que encuentres el modelo que más se adapta a tu cuerpo y a tu sexualidad.