Cómo ser más atrevida en la cama

La información contenida en Ladytotal.com, tiene exclusivos propósitos educativos y no pretende ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional. Sólo tu médico puede proporcionar diagnostico y terapias específicas.

Todas tenemos nuestros complejos, a la hora de enfrentarnos a la intimidad: los pechos pequeños o los senos más grandes, la celulitis en las caderas o los muslos, las nalgas planas, el vientre y así sucesivamente. Entonces, ¿cómo puedes estar tranquila y ser más atrevida cuando se tienen tantas cosas en que pensar?

En primer lugar, tienes que hacer todo lo posible para sentirte mejor en tu propio cuerpo: visita un salón de belleza, cómprate una lencería sexy y crea un ambiente agradable y relajante en el dormitorio. Usa tus zapatos de tacón, tu mejor sostén y un poco de ropa muy sexy, de hecho la menor ropa posible. Guarda tu pijama en el armario y elije lencería que te haga sentir caliente y atrevida.

Condimentar tu vida sexual

 Una de las mejores maneras de ser audaz en la cama es permanecer abiertas a las cosas que te gustan. Al principio, es cierto, que puede ser intimidante o vergonzoso, pero una vez que pases el miedo de hablar de lo que te enciende, te resultará más fácil cada vez, y te darás cuenta de que las cosas pueden trabajar como lo deseas y que el placer será para los dos. Si siempre estás esperando que tu pareja tome la iniciativa, es posible que en algún momento entres en el aburrimiento. Además, no hay nada de qué avergonzarse y tomar la iniciativa, como mujer, es absolutamente normal hoy en día.

Por ejemplo, puedes iniciar un momento íntimo en diferentes momentos del día: al amanecer o al volver a casa de la oficina. Te toca a tí para darle sabor a tu vida sexual: tener sexo en la bañera, en el coche, en un ascensor o en un motel. Es saludable un divertido experimento sexual y el placer se concede cuando tú y tu pareja tienen la misma mentalidad abierta. Incluso una charla acerca de hacer algo nuevo puede ser sexy, porque para la mayoría de las mujeres, los juegos previos comienzan mucho antes de deshacerse de la ropa. Es normal que te sientas tonta de llevar un uniforme de policía o de enfermera, debes tomar todo como un juego y ¡tendrás la diversión de tu vida!